POR FIN HABLA ALGUIEN DEL PROBLEMA DE LA DEUDA ESPAÑOLA

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Imprimir

Una cifra que nadie quiere ver ni comentar

Se habla mucho de lo que cuestan los funcionarios, también del aumento salarial que tendrán en tres años. Y se habla mucho del problema que hay para pagar las pensiones. ¿Y de la deuda?

 

En España hay temas recurrentes, como el paro, la precariedad, la desigualdad, la dificultad para pagar las pensiones, la demografía… Y hay otros asuntos que o bien pasan inadvertidos, a pesar de su dimensión, o sencillamente se ocultan. Una cifra que (casi) nadie quiere ver ni comentar es lo que gasta el Estado en intereses; es decir, en pagar el coste de la deuda pública.

Se habla mucho de lo que cuestan los funcionarios, también del aumento salarial que tendrán en tres años. Y, por supuesto, se habla constantemente del problema que hay para pagar las pensiones. ¿Y de la deuda? ¿Y de sus intereses? De eso apenas se sabe nada.

Los alumnos de Ciencias Económicas no suelen dar crédito al dato y se llevan las manos a la cabeza cuando se lo enseñan. Sus profesores, también, aunque por otras razones. Probablemente si hiciéramos una encuesta en la calle nadie diría la cifra, ni sabría a qué equivale. En cambio, estamos ante uno de los problemas más graves de España: los intereses de la deuda pública le cuestan al Estado mucho más de lo que gasta en pagarle a todos sus funcionarios.

Hablamos, lógicamente, de miles de millones de euros. De más de 32.000 millones que se van por las alcantarillas, para mayor gloria de los intermediarios financieros y los tenedores de la deuda. No solo son 10.000 millones más de lo que se gasta en retribuir a los funcionarios, sino que multiplican por 5 todas las inversiones anuales del Estado.

Por si fuese poco, no estamos ante un final de etapa, sino más bien ante una carrera alocada: la deuda pública sigue subiendo como la espuma, hasta el punto de que equivale al producto interior bruto de España. Un repunte de los intereses podría ser letal en un país que cada año refinancia más de 200.000 millones de euros, una quinta parte, aproximadamente, de su deuda total.

Dejar un comentario

Deja un comentario desde facebook sino quieres registrarte

Próximamente, entra en nuestra tienda