¡MÓVETE!, pero ya, es urgente. / Mis padres/ El ingenio en la red

Comparte esta noticia:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Imprimir

Móvete Ourense

Bueno, hoy nos informan los diarios locales de la medida adoptada por el Concello concerniente a la peatonalización de Ourense. Andan muy preocupados con el problema de los colegios que comienzan hoy por aquello de que no van a permitir el caos de trafico que originan los padres que llevan a sus niños en coche al cole porque viven alejados del mismo, lo que ya supone una clara sospecha de haber sorteado la ley respecto a la exigencia primera de proximidad para escolarizar en los distintos centros educativos. Ya vemos que de educativos tienen bien poco pues son los primeros que hacen la vista gorda con este fraude de empadronamiento falso. Pero, entre los colegios y la peatonalización de dos mini calles en torno al Parque de San Lázaro sacan pecho con el proyecto ‘Almendra’ sugerido por ‘Móvete Ourense’, y yo digo que a este paso de dos mini calles por año tendrán que esperar a ser abuelos los niños actuales porque ya me dirán. Mientras tanto, la urgencia de liberar el espacio de este acoso mobiliario que nos constriñe al cuerpo humano que le gusta caminar y sentirse algo libre en ello, la urgencia viene dada por otra urgencia que se puede dar y que atañe a la salud humana, porque esta fotografía sacada por mi ayer indica gráficamente que ante la urgencia de paso con un infartado ya podemos perder el tiempo precioso que la dolencia marca mientras le pedimos a la peña , ‘la acomodada peña que no piensa el problema en el que participa hasta que le toca padecerlo en carne propia”,   que aparten las sillas donde sientan sus culos para que pasa la ambulancia de turno. Y los responsables municipales mirando para el cielo que los envuelve, sí, porque ellos sobrevuelan el suelo del resto de los humanos. Mi que decir tiene que si esto le pasa en las calles de los vinos, el tiempo necesario para liberar el camino a la ambulancia aún será superior, pues aquí se añade el tener que recoger unos toldos que cuelgan a altura inferior que el techo de este especial automóvil. Pero, bueno, lo que ven los ojos de cualquiera no lo ven los ojos del gobernante que sigue mirando más por su ojete.

 

Mis padres

Cogí ayer esta foto de la casa de  mi madre y la fotografié para compartirla en esta página de amigos, y también enemigos que siempre enriquecen el debate y la discusión que toda verdad necesita, porque me encantó ver a una pareja de hace setenta años con la ilusión de una vida por delante a sabiendas de que la cosa resultó bien, es decir, llegaron hasta la muerte de él tan ilusionados y cogidos entre sí como el primer día. Setenta años son toda una vida y no son nada, porque pasan y te hacen desaparecer como precisamente si nada, así que también es bueno advertir la perspectiva que nos da. Preciosa fotografía por los dos protagonistas de la misma, que fueron – y gracias a dios aún es ella – extraordinarios.

 

Las redes

Como lo hace La Región también lo puedo hacer yo; eso sí, algo diferente porque no me voy a comparar en capacidad con el diario local, pero bueno tomar cosas de la red no es tan difícil para completar la información ¿verdad? Y hoy elijo por mi unanimidad, yo soy solo y mis circunstancias, esta pedazo ironía (que no pedaza por mucho que lo quieran algunos):

Dejar un comentario

Deja un comentario desde facebook sino quieres registrarte

Próximamente, entra en nuestra tienda