Libros Imposibles

El cercano Foros El Cercano.com Libros Imposibles

  • Este debate tiene 12 respuestas, 1 mensaje y ha sido actualizado por última vez el hace 4 años, 9 meses por AvatarZp.
Mostrando 11 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #12242
      AvatarQwerty
      Invitado

      Con un estilo impecable escribe Fernando Pessoa, pero “El Libro del Desasosiego” ha agotado mi paciencia. A pesar de haberlo retomado varias veces, otras tantas lo he dejado. Agobiante por su extrema amargura, un desconsuelo sin tregua que me agota. O no entiendo su actitud ante la vida, o la entiendo demasiado. No se con cual opción quedarme.

    • #12243
      AvatarW.
      Invitado

      Es libro muy sobrevalorado al borde del ladrillazo (opinión también de algunos escritores portugueses muy conocidos y premiados). Hay que leer mucho para encontrar algo que valga la pena.

    • #12244
      AvatarQwerty
      Invitado

      Sí, hay que leer mucho. Tenía un amigo que me facilitaba las cosas; me recomendaba libros casi siempre buenos, pocas veces se equivocaba. Ahora tengo que hacer yo ese trabajo ingrato. Un autor contradice a otro, debes leer a un tercero o cuarto para llegar a alguna conclusión. El ensayo tiene muchas dificultades por este motivo. Llego a la conclusión de que hay que leer casi siempre a los mismos, esos que sabes que nunca te decepcionan, pero no escriben tan a menudo como lo necesito o me gustaría.

    • #12250
      AvatarRUIDOS DE FONDO.
      Invitado

      El espejo frente a un hombre desnudo, despojado de todo harapo existencial. La esencia más profunda de lo humano. El abismo de ser. El vacío final de existir.

    • #12256
      AvatarHipocampo
      Invitado

      Esto que es… El título de un libro de Pessoa?????

    • #12304
      AvatarPuck
      Invitado

      “Escribo arrullándome, como una madre loca a su hijo muerto”.

      Cito de memoria. Es una de las múltiples perlas que esconde el Libro del Desasosiego.

      Es un libro difícil: a mi entender, su lectura no es pesada (aunque hay pasajes mejores que otros; hay que recordar que es una obra inconclusa, editada de forma póstuma). Pero su dificultad está en que se trata de una obra profundamente nihilista: un nihilismo muy peculiar, propio de Pessoa, tendente a la indolencia, marcado por una sensibilidad extrema. La intensidad del tedio que transmite otorga algo de irreal a su discurso. Admito que si uno no entra en el libro, es un latazo incomprensible. Pero si uno se mete a fondo en el libro, el resultado es peor: acaba uno mismo sucumbiendo a esa sensación de tedio. Yo lo leí dos veces. La segunda – una lectura más distante, más observadora – me resultó más placentera. La primera vez – todavia era muy joven – fue una experiencia abrumadora.

    • #12305
      AvatarJamás
      Invitado

      Pues yo recuerdo la sensación de compañía que me hizo sentir cuando lo leí, hace mucho tiempo. Un tiempo que viví entre risas falsas y objetivos frívolos por razón de ganarme la vida. Acaso este libro me contrarrestaba aquel vacío a pesar de que me costara su lectura en muchos momentos. Me quedo con lo bueno pero dejo una relectura para otro.

    • #12309
      AvatarQwerty
      Invitado

      Así es Puck, como el cirujano de guerra, debes mantener la distancia para no implicarte demasiado, pero si lo haces, pierdes sensibilidad. Pessoa, como Kleist, Holderlin, Nietzsche, Zweig, Kafka,.. tienen tal poder en su escritura, que te arrastran al otro lado, donde ellos están. Acabas con sus demonios en tu mente . Por eso, a veces, hay que descansar de ellos y leer a los otros, a los que ven la vida desde el lado mas práctico, realista o… prosaico. Cuando me agobian mucho, mis nihilistas favoritos, me meto de lleno en otro tipo de lectura. Al fin son como nosotros pero con talento. Sus dilemas, siguen siendo los nuestros. Elegir entre vivir con los demás o con nosotros mismos. Los que preferimos la segunda, no lo tenemos más fácil. Cuando uno se ensimisma en su interior, puede perder el Norte. Ninguno de ellos, los que aquí nombro, encontró la salida, solo la autodestrucción. Es conveniente mantener, con ellos, cierta distancia de seguridad.

      • #12388
        AvatarPuck
        Invitado

        Sí, Qwer… Pero lo peculiar de Pessoa es esa especie de indolencia a que aludía. En Nietzsche, por ejemplo, hay un desgarramiento, un espíritu trágico; por no hablar de sus payasadas, sus enormidades, sus desplantes… lo que Cioran llamaba una “feria de cumbres”. Eso hace que leer a Nieztsche sea entretenido. Y en Kafka hay siempre un misterio, un no sé qué de acertijo – yo siempre tengo la sensación, al leerle, de que estoy leyendo en una lengua extranjera – envuelto en una desolación onírica, que inevitablemente provoca una fascinación atenta. Pero es que con Pessoa y el Libro del Desasosiego yo tenía una sensación de hundimiento absoluto, de no – ser, un torpor (Pessoa usa mucho esa palabra, creo recordar) pesado y como sin substancia, como un líquido insípido aunque pegajoso desparramándose hacia ninguna parte… Eso era lo horrible: la sensacion de vacío, de vértigo sin caída…

    • #12389
      AvatarPuck
      Invitado

      Y de todos modos, yo creo que esos dos – Nieztsche y Kafka – no se autodestruyeron: a uno lo mató el reblandecimiento cerebral derivado de una sífilis de juventud mal curada, al otro la tuberculosis…

    • #12390
      AvatarQwer
      Invitado

      Hablar de Nietzsche es intentar comprender todas sus contradicciones. No es el mismo N. dionisíaco que el de Zaratustra.; su primera naturaleza compasiva, considerada… “un niño digno de ser un clérigo”, de la que reniega considerándola un “desorden grave”, a la segunda que ha creado para sí y que, según él, lo salva de la anterior. Esta segunda naturaleza, con fantasías de violencia y poder.fueron su perdición y lo que le llevo a la locura. En cuanto a Kafka, un enigma para mí en cuanto a su vida personal inexistente, con una absoluta incapacidad para aprender las reglas del juego, con un lenguaje extraño, perdido e indefenso en el mundo de sus semejantes. Su único hábitat es la soledad, la literatura donde experimenta el éxtasis y la liberación. En ellos, como en Pessoa, también existe esa sensación de vértigo y vacío, ese intentar volver a casa, a la inocencia primigenia. Ese intentar llenar el vacío que nos produce muchas veces vivir.Sería muy extenso hablar aquí, con más detalle, de estos hombres geniales hijos de una época que se caracteriza por la fe en la ciencia que, reduce la vida a procesos biológicos y físicos porque dios había muerto y muerto sigue.

    • #12412
      AvatarQwer
      Invitado

      Y… si ¨dios no existe, todo está permitido ( Iván Karamazov ), aún más, está obligado, diría Kirilov, considerado el maestro de Zaratustra. El primer existencialista “puro” Dostoyevski nos lo dejó claro, casi todo, no era un filósofo pero trató los problemas de la existencia, como uno de ellos. Sus personajes son nitzscheanos total. Todos, los que nos han precedido, se hacen las mismas preguntas que nosotros, las respuestas a lo que verdaderamente importa, siguen sin aparecer. No hay nada que nos libre del vacío de existir, no hay respuestas para el Mal, la contingencia…, Termino citando de nuevo a Kirilov: ” Si Stravoguin cree en Dios, no cree que cree. Si no cree, no cree que no cree” Sustituir dios por cualquier otra palabra y ha hemos llegado al nihilismo.

    • #12413
      AvatarZp
      Invitado

      Es interesante este súper comentario. Puck y Qwer se entienden bien.

Mostrando 11 respuestas a los debates
  • Debes estar registrado para responder a este debate.
Ir arriba